La telemedicina es la prestación de servicios sanitarios, mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, en situaciones en las que el profesional de la salud y el paciente, o profesionales de la salud, no están en la misma ubicación. Según la Organización Mundial de la Salud, la telemedicina se define como “la prestación de servicios de atención médica, donde la distancia es un factor crítico, por todos los profesionales de la salud que utilizan tecnologías de la información y la comunicación para el intercambio de información válida para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades.

 

Implica la transmisión segura de datos e información médica, a través de texto, sonido, imágenes u otras formas necesarias para la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de un paciente.

Las aplicaciones de tele cardiología se pueden categorizar como prehospitalarias, inhospitalarias y poshospitalario. El propósito principal de las 12 derivaciones prehospitalarias. El diagnóstico electrocardiográfico es la detección precoz de infarto agudo al miocardio con elevación del segmento ST y la comunicación de esa información al médico de urgencias que lo recibe antes de la llegada del paciente.

La telecardiología intrahospitalaria se utiliza entre hospitales pequeños en regiones rurales y principales hospitales, con el objetivo de mejorar el acceso a la ecocardiografía diagnósticos en la unidad de cuidados intensivos, urgencias y guardería recién nacida. Las aplicaciones poshospitalarias incluyen la teleconsulta entre médicos generales y especialistas, tele-enfermería domiciliaria para enfermedades crónicas enfermedades cardíacas y diagnóstico de arritmias.

Los primeros datos sobre la implementación de la telemedicina para el diagnóstico y el tratamiento del infarto agudo de miocardio datan de hace más de 10 años.

La rentabilidad de la telemedicina sigue siendo un tema de debate. No obstante, la evidencia reciente muestra alguna posible reducción de costos asociada con la implementación de soporte de telemedicina.

Los datos de los pacientes inscritos en el registro TARIFF confirman que son impactos sociales y económicos para los pacientes que asisten a dispositivos de rutina controles en el hospital que se pueden reducir significativamente mediante el uso de un control remoto y una estrategia de seguimiento. El efecto de la telecardiología domiciliaria en el tratamiento de la IC crónica redujo los costes en un 24%. En una decisión modelado de análisis para examinar la rentabilidad de diferentes tecnologías de monitoreo de Thokala et al., para el soporte telefónico estructurado de humano a máquina fue la estrategia más rentable y dio como resultado un incremento en la tasa de costo efectividad comparada al tratamiento usual.

La telemedicina tiene una amplia aplicación potencial en el sistema cardiovascular. En el continuo cardiovascular y en muchas ramas de la cardiología, al menos incluyendo la IC, cardiopatía isquémica y arritmias. La telemedicina podría tener un papel importante como parte de una estrategia para la entrega de atención médica para pacientes con enfermedades cardiovasculares.

 

 

Bibliografía: Natale D., et.al.,Telemedicine for cardiovascular disease continuum: A position paper from the Italian Society of CardiologyWorking Group on Telecardiology and Informatics. International Journal of Cardiology 184 (2015) 452–458

 

Novartis de Colombia SA Calle 93B No.16-31PBX: 6544444. Bogotá, DC Novartis Pharma, AG de Basilea, Suiza® = Marca Registrada. Material dirigido a profesionales de la salud. No se autoriza la grabación o toma de fotografías del material y tampoco difusión por medios no autorizados por Novartis. Mayor información en el Departamento Médico de Novartis SA Colombia: 6544444 [email protected]. Cualquier información sobre productos que no sean de Novartis se basa en información disponible al momento de esta presentación.
¿Cómo calificaría este contenido?: 
0
Aún no hay votos
CO2109300082
×

Medical Information Request

×

Ask Speakers